Tengo este artículo a medio escribir hace mucho tiempo. Tanto tiempo que me tocaría rehacer el título y cambiarlo por ‘Mis hijos tienen el pelo largo y, sí, son niños los 2’, pero lo dejaré como estaba originalmente para mantenerme fiel a lo que pensé en su día.

Para los que nos conocéis puede resultar muy obvio porque Lluc ha tenido el pelo largo desde siempre. Bueno, desde siempre no, que fue un bebé peloncete hasta más allá del año. Y es curioso porque entonces me decían muchísimo por la calle que parecía una niña. “Es que es tan guapo que parece una niña” (como si los niños no pudieran ser guapos…) o “Es que así tan calvete parece una niña” (qué curioso, a mí simplemente me parecía un bebé…). A la que le empezó a crecer un pelín, calculo que hacia los 2 años, no se lo cortamos porque tenía unos rizos rubios que me encantaban. Y cuando quisimos cortárselo él decidió que no quería, que lo quería largo como su tía y que nada de llevarlo corto aunque fuera más cómodo.DSC_4862
Y, aunque a muchos les suene extrañísimo, decidimos respetar su elección. Y seguimos respetándola a día de hoy, con casi 7 años que tiene ya. Porque es su pelo, no el nuestro. Así es que consideramos que es él quien tiene que elegir. Y del mismo modo le dejamos elegir su ropa, su calzado,… su imagen, vamos. Eso y muchísimas otras cosas. Porque creemos que es lo justo y porque queremos que sea un adulto con criterio y capacidad de decisión. Y dejarle elegir en muchos aspectos de su vida actual, aunque sea un niño, es una forma de trabajarlo y fomentarlo.
Su pelo largo tiene unos límites establecidos, eso sí. Tiene que estar limpio, cepillado y no se le puede meter en los ojos y tapar la cara. Pero eso es todo.
Como madre sería mucho más sencillo que llevara el pelo corto. Corto, corto. Las duchas serían más rápidas, nos ahorraríamos quejas a la hora de peinar y no sufriría por si vuelve a casa del cole con visitantes indeseados (de momento hemos tenido suerte, pero cruzo los dedos 😉 ). Pero igual que yo elijo no llevar el pelo rapado al 1, él elige llevarlo largo.

Y todo esto es exactamente extrapolable a Aleix. Con la salvedad de que él no se queja por los tirones y que lo tiene rizado (así es que los cuidados son distintos y no parece que lo tenga tan largo como Lluc).

DSC_4489
¿Y por qué escribo todo esto? Pues porque me encantaría que el mundo supiera que los niños/chicos también pueden llevar el pelo largo!!!
Yo diría que todas las semanas, sin perdonar ni una, alguien se refiere a uno, al otro o a ambos en femenino. Ya sea en el parque: “deja a la niña que se suba al columpio”. O en el restaurante: “bonita, ¿tú qué quieres de postre?”. O en el mercado: “hay que ver qué bien que ayuda esta niDSC_4452ña a su madre!”. O por la calle: “¿y los 3 son tuyos? Bueno, menos mal que las mayores te echarán una mano con el bebé, no?” (lo de los 3 son tuyos daría también para hablar largo y tendido :D). Y ejemplos como estos tenemos a montones. En general a mis hijos no les molesta en absoluto. Y a mí tampoco, la verdad. Algunas veces alguno de ellos o yo misma corregimos el error “es un niño, no una niña” y otras veces simplemente lo ignoramos y lo dejamos pasar. Pero, ¿sabéis cuál es siempre, siempre, siempre, la respuesta que nos dan si decimos que es un chico? Siempre, sin excepción: “Ah, como tiene el pelo largoooo”. SIEMPRE, SEMPRE, ALWAYS, TOUJOURS.

DSC_4596Y lo que viene después pues ya depende del talante de la otra persona… Normalmente Lluc (Aleix no, porque no le gusta hablar con desconocidos) explica que lleva el pelo largo porque le gusta así, Y hay quien contesta de forma divertida, asumiendo su error, diciéndole lo guapo que está con ese pelo o cualquier cosa similar, y todos tan amigos. Pero hay quien insiste en lo de que el pelo largo es para las niñas y me mira a mí con cara de pensar (“estas madres de hoy en día que se creen muy modernas no tienen ni idea” (o al menos algo así me imagino yo porque a veces incluso lo verbalizan)). Y como sean muy bordes mi hijo les explica, de forma muy correcta, que es un niño porque tiene pene, lleve el pelo como lo lleve. Y eso suele cerrar la boca al más osado de los desconocidos.

Hace poco, comentando este tema en un grupo virtual de crianza, una mamá explicó que le DSC_4551habían contestado tal barbaridad al decir que era un niño, aunque llevara el pelo largo, que yo no podía parar de reír. No recuerdo las palabras textuales, pero era algo como: “ay, pues qué suerte, no?, así tienes ya el niño y la niña, 2 en 1”. De verdad que no sé en qué piensa la gente para soltar semejante burrada. Y es que está claro que de opinólogos está el mundo lleno. Especialmente en lo que respecta a temas de crianza, educación y niños. Y lo peor no es que un desconocido nos dé su opinión sobre cómo criamos a nuestros hijos. Es que además muchas veces pretende imponérnosla.
En fin, aquí lo voy a dejar, que últimamente ando bastante reivindicativa.
Pero recordad, los niños también pueden llevar el pelo largo!! Y esto es lo que opinan mis hijos sobre las personas que dicen que el pelo largo es sólo cosa de chicas 😉

DSC_4558